• julio 21, 2020

Elige tu papel para imprimir

Elige tu papel para imprimir

Elige tu papel para imprimir 1024 575 Ofi-Logic

La calidad de un trabajo de impresión está directamente relacionado con la correcta elección del papel. Según los elementos que queremos imprimir y el uso que le daremos al documento tendremos que escoger un papel u otro (según su gramaje, su tamaño y su acabado). En Ofilogic sabemos la importancia de una buena impresión y hoy te daremos algunas recomendaciones para que no cometas ningún error.

¿Qué es el gramaje del papel?

Lo primero que debes saber antes de hablar de papeles y sus distintos acabados es la importancia del gramaje del papel. Según el gramaje del papel que escojamos, el papel tendría una consistencia y una opacidad determinada. No se trata de que el papel sea grueso o no, sino del efecto que tendrá la impresión en el papel con el gramaje escogido. Lo cotidiano a la hora de imprimir es escoger un gramaje de 60-90 gr. Este papel es bastante ligero y básico, para trabajos simples (fotocopias).

Para trabajos de más calidad podemos escoger un gramaje más alto, de 130 gr, por ejemplo. Para trabajos como pósteres, revistas, folletos, con un acabado mate o brillante. El gramaje de 170 gr es adecuado para trabajos como certificados, catálogos, pósteres y también pueden tener un acabado satinado o mate. Para realizar trabajos como carteles y rótulos podemos escoger un gramaje mucho más alto, de 220 gr. Como podemos ver, según la utilidad del documento será mejor escoger un acabado u otro.

¿Qué acabados son adecuados para cada trabajo?

El gramaje, como antes hemos mencionado, no es lo único que determinará que un trabajo de impresión es de calidad o no. El acabado del papel es importantísimo y nos encontraremos varios tipos de acabados. El estucado es aquel acabado que tiene una superficie suave (este puede ser mate o brillante). El acabado marcado tiene un tacto distinto (gofrado, verjurado y maché). También podemos escoger entre el acabado reciclado, fotográfico (con una textura rugosa) o etiquetas.

Lo importante es escoger el acabado según lo que vayamos a imprimir y la utilidad determinada que le daremos al documento impreso. No será lo mismo imprimir un texto, una imagen, gráficas, presentaciones o las fotografías de nuestras vacaciones. El papel que elijas determinará la nitidez y la claridad de los colores. La duración del documento también es un factor importante. Hay papeles que mantienen la imagen durante más tiempo.

La impresora también es un factor determinante

Tu impresora también es un factor importante. La inyección de tinta o láser son dos impresiones digitales pero el papel que escojamos para cada cosa serán diferentes. La inyección de tinta es un tipo de impresión que moja el papel, por lo que, un gramaje correcto será a partir de 100 gr, sobre todo si se trata de impresión de imágenes. Un gramaje inferior estropeará el trabajo.

En cuanto al láser y tóner, no necesitaremos tanto gramaje gracias a su componente de silicona. Con 80 gr será suficiente para conseguir un buen trabajo. Por último, dependiendo de lo que necesites tendrás que escoger un papel u otro. Sin embargo, si no necesitas que tu documento tenga una calidad excepcional, mejor no escojas un papel mate, brillo o estucado si el trabajo no lo requiere, ya que estos papeles son mucho más delicados.